Receta Helado de Coco Piña

Helado de Piña CocoEl Origen del Coco y de la Piña

El origen del coco es un misterio. Algunos dicen que proviene de Asia del Sur y otros del Noroeste de América del Sur. Lo cierto es que el coco hoy en día es uno de los frutos más apreciados. Se cultiva en Asia, América del Sur y África, siendo Filipinas, Indonesia, India, Brasil y Tailandia los principales países productores.

La piña o el ananá (nombre de origen guaraní), es nativa de América del Sur, muy probablemente de algún lugar entre Brasil, Argentina y Paraguay. Desde aquí se difundió hacia el norte, a la zona de Venezuela y las Guayanas. Y en el 200 d.C fue cultivada por los Mochicas (Perú) y representada en su cerámica. En el siglo XVI llegó a Europa y de allí dio un salto a Asia y África. Es una planta que fructifica una vez cada tres años y produce un único fruto.

 

Datos Nutricionales del Coco y de la Piña

El coco contiene un alto porcentaje de ácidos grasos saturados y es por ello el fruto con el valor calórico más alto de todas las frutas. Así mismo, es rico en fibra y en minerales como potasio, magnesio, fósforo y calcio. El magnesio ayuda a la buena formación de dientes y huesos y es importante para el funcionamiento de nervios y músculos. La fibra mejora el tránsito intestinal y por ser ligeramente laxante combate el estreñimiento.

El aporte nutricional más notable de la piña es la enzima Bromelina, que ayuda a metabolizar los alimentos. Al igual que la papaya se usa para ablandar la carne. Es también diurética, ligeramente antiséptica y antioxidante. Se ha estudiado su uso en el tratamiento de la obesidad, la artritis reumatoide y como anticancerígeno eficaz contra el carninoma mamario.

 

Receta de Helado de Coco Piña

Ingredientes para 8 Helados de Coco Piña:

525 g de leche evaporada
45 ml de leche
150 g de azúcar
160 g de piña
120 g de coco fresco rallado (aprox. 1 coco)

Preparación:

Mezclar todos los ingredientes menos la piña en frío. Sin dejar de remover se debe llevar la mezcla, a fuego lento, hasta el punto de ebullición. Una vez alcanzado, mantener en ebullición durante 5 minutos SIN dejar de remover. Limpiar la olla sin dejar restos de la leche. Calentar la piña con un poquito de agua hasta el punto de ebullición. Mezclar todos los ingredientes en una sola olla y dejar reposar todo con la tapa cerrada durante una media hora.

Para preparar un helado de polo se debe llenar unos vasitos de plástico con la mezcla cuidando en cada uno de los vasitos, la proporción entre los trozos de coco y piña y el líquido. Se coloca al final un palito en cada vasito y se congela durante 6 horas en la congeladora.

Si prefieres el helado de cuchara, se puede verter la mezcla en una máquina para hacer helado. Pero si no tienes una máquina de estas, vierte la mezcla en un envase de plástico y ponla en la congeladora. Esta mezcla debes de agitarla durante un minuto, cada hora y en unas 6 horas debería estar listo tu helado de coco piña casero. ¡Buen provecho!!